Comibersa, empresa perteneciente a Masaveu dedicada a la gestión de compras de vehículos, ha incorporado cinco hormigoneras de la gama XT de Scania propulsadas por GNC, que utilizará la compañía General de Hormigones, integrada en la división industrial de la corporación.

La flota de Comibersa está compuesta por un total de 106 unidades, de las cuales, 27 son de este fabricante. Con esta última adquisición para el segmento de la construcción, realizada a través del concesionario Scania Hispania, en Asturias, da un paso más en su compromiso con el medio ambiente.

Además de ser más silenciosas, estas hormigoneras también disponen de la etiqueta ECO, que permite trabajar en áreas urbanas que tengan limitaciones de acceso en situaciones de alertas de contaminación. Por otro lado, conviene apuntar que los motores de estas cinco unidades, correspondientes al modelo G410 de 13 litros, son aptos para el uso del biometano tan pronto como esté disponible.

Disponen de la misma capacidad de carga que una hormigonera diésel y cuentan con una cabina integral adaptada a las necesidades del conductor. También incorporan caja de cambios Opticruise con freno de contra eje, que reduce el tiempo de cambio de marcha real, así como el sistema de pedal de embrague a demanda para las maniobras de mayor precisión.

Tienen una configuración de ejes 8×4*4 con último eje direccional elevable, lo que proporciona un radio de giro optimizado que mejora la maniobrabilidad en las zonas urbanas. Por su parte, el eje elevable permite un ahorro en el desgaste de los neumáticos cuando el vehículo no lleva carga.

La carrocería de las hormigoneras ha sido fabricada por Liebherr con carbonitruro de titano y lleva incorporado el sistema EMC, con mando en cabina, lo que supone un ahorro importante de combustible gracias al control independiente de las vueltas del bombo respecto a las revoluciones del motor del camión.