Repsol ha iniciado la construcción de una terminal de bunkering de GNL en el puerto de Bilbao, desde donde se realizará el suministro a los buques ‘Salamanca’ y ‘Santoña’ de Brittany Ferries, empezarán a operar en 2022 y 2023 respectivamente.

Está previsto que esta instalación se ponga en marcha en el primer semestre de 2022, cumpliendo con los plazos fijados entre las partes. Supondrá una inversión superior a los 10 millones de euros, cofinanciada por Comisión Europea a través del programa CEF.

La terminal contará con un tanque criogénico con una capacidad de almacenamiento de 1.000 m³, que permite mantener el gas natural en estado líquido a -160ºC. Su diseño flexible permitirá dar servicio a distintas embarcaciones en el futuro, lo que representa una importante oportunidad para la descarbonización de las operaciones en el puerto.

Además, se trata de un paso más por parte de Repsol para alcanzar su objetivo de cero emisiones netas en el año 2050, apostando por el GNL como combustible alternativo para buques.

En la actualidad, España dispone de seis plantas operativas de recepción y almacenamiento de GNL, desde las cuales se puede abastecer la demanda de la flota de barcos de GNL, que asciende a 221 en todo el mundo. Esto supone un crecimiento del 70% frente a los 131 que navegaban a gas en 2018.