Comisiones Obreras pide, a través de una carta remitida a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, mejoras en las condiciones de trabajo existentes en el comercio electrónico.

La organización sindical señala que el ‘Black Friday’ es «un viernes negro, literalmente, para los trabajadores» y pude que se actúe «contra las malas prácticas de empresas como Amazon».

El sindicato estima que, «pese a que el sector del comercio electrónico continúa reportando ganancias récord, no se puede decir lo mismo de las personas trabajadoras de las que dependen estas operaciones».

En concreto, la central sindical señala que «los bajos salarios, las malas condiciones de trabajo, la jornada laboral por encima de los límites legales, el trabajo precario, el falso autoempleo, el control algorítmico y la vigilancia son realidades comunes para los trabajadores».

Así pues, Comisiones Obreras pide a Trabajo «que intensifique los controles sobre el estado del almacén y del personal de reparto, con el fin de reprimir el fenómeno de los falsos autónomos».

De igual manera, se pude que se intensifiquen «los controles destinados a determinar si los minoristas digitales cumplen con las normas laborales y sociales que rigen el sector y a aplicar sanciones a las empresas infractoras«.

El sindicato asegura que «sin los trabajadores y trabajadoras, las cadenas de suministro y los almacenes intrínsecos al comercio electrónico no funcionan» y asegura que «la carrera a la baja en derechos, condiciones y pago debe terminar», al tiempo que se afirma que «cada vez que llega el ‘Black Friday’ la sobrecarga de trabajo es brutal y estos días son realmente negros para su seguridad y salud laboral».

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px