Un año de vigencia de la obligatoriedad de los cursos de capacitación para conductores profesionales.

Sindicatos y asociaciones empresariales tendrán que renovar el Acuerdo y ver si modifican la estructura del actual convenio.

Antes de que terminara septiembre, y cumpliendo con los tres meses preceptivos antes de su renovación automática anual el último día de diciembre, los principales sectores del sector del transporte de mercancías por carretera han presentado la denuncia del II Acuerdo General de Mercancías.

Sin embargo, aunque pudiera parecer un gesto hostil, la intención de las dos centrales sindicales con esta denuncia se centra principalmente en llamar la atención sobre el hecho de que la vigencia inicial del actual Acuerdo terminó en 2014 y que las condiciones laborales del sector han cambiado drásticamente desde entonces, sin que se haya iniciado una nueva ronda de negociaciones.

De igual modo, la denuncia del Acuerdo, de la que se ha informado preceptivamente a las organizaciones empresariales representativas del sector del transporte de mercancías por carretera, también busca renovar este acuerdo y cambiar la estructura del actual convenio que regula el trabajo en el sector.

Ahora, tras la presentación de la denuncia, se abre un período para promocionar la negociación entre las partes que implicará la constitución de una mesa para debatir y, a partir de ahí, analizar las opciones más convenientes, incluyendo, si llegara el caso, la posibilidad de dividir el convenio por subsectores de actividad y empezar a negociar de manera particular en cada caso.

En principio, la negociación se prolongará durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, con el objetivo de lograr un nuevo Acuerdo que entrara en vigor en 2019, aunque las posiciones parecen alejadas en un primer momento.