El almacenamiento es uno de los pilares de la logística. La organización de un almacén o una plataforma logística es fundamental para lograr el éxito en la cadena de suministro, ya que reduce los tiempos de entrega y las pérdidas en las infraestructuras de almacenamiento. Debe poder ubicar el inventario fácilmente, optimizar el espacio en el almacén, y almacenar artículos grandes o pesados de manera segura.

Optimizar el espacio disponible en el almacén es una de las grandes preocupaciones de las empresas en la actualidad, debido principalmente a la necesidad de ampliar la capacidad de almacenamiento ante el aumento de las ventas online. Para cubrir esta necesidad, las empresas disponen de estanterías metálicas, que se han convertido en soluciones de almacenaje imprescindibles en almacenes, plataformas logísticas y tiendas.

La función principal de un almacén o una plataforma logística es almacenar productos, y la mejor manera de hacerlo es con estanterías industriales. No cabe duda de que las estanterías metálicas se han abierto camino en los almacenes en las últimas décadas. No es de extrañar teniendo en cuenta que se trata de sistemas de almacenamiento que permiten optimizar el espacio, mantener el orden y salvaguardar la integridad física de los bienes materiales.

Las estanterías metálicas hacen que el inventario esté controlado y que la interacción entre los operarios, la mercancía y el sistema de información sea mucho más fluida. Estas estructuras metálicas, las cuales se pueden ensamblar entre ellas para formar conjuntos de estanterías industriales, están diseñadas para almacenar todo tipo de unidades de carga (frágiles, largas, ligeras, pesadas, etc.) en altura.

Las estanterías metálicas se han convertido en soluciones de almacenaje imprescindibles en almacenes, plataformas logísticas y tiendas.

Las estanterías metálicas se han convertido en soluciones de almacenaje imprescindibles en almacenes, plataformas logísticas y tiendas.

Un sistema de estanterías metálicas bien diseñado es la columna vertebral de cualquier almacén, plataforma logística o tienda. Hoy en día, las empresas pueden encontrar tipos de estanterías industriales para cada situación, necesidad de almacenaje o unidad de carga. Elegir las estanterías metálicas adecuadas es clave para tener una buena gestión de almacén, mejorar la logística de la empresa y convertir el espacio de almacenamiento en un lugar de trabajo seguro. En este artículo podrás encontrar toda la información sobre los principales tipos de estanterías metálicas y los elementos a tener en cuenta para encontrar aquellas que mejor satisfagan las necesidades de tu empresa.

Estanterías metálicas: gran variedad para elegir

Estos son los cuatro tipos de estanterías metálicas más comunes que se utilizan en los almacenes, las plataformas logísticas y las tiendas en la actualidad.

  • Almacenaje de cargas especiales
    Algunas empresas precisan de condiciones de almacenamiento específicas para almacenar cargas especiales, es decir, mercancías que, debido a su forma, peso o volumen sobrepasan las medidas estándar de los palets. Estas empresas pueden optar por las estanterías a medida, que se adaptan a las necesidades de cada negocio; las estanterías cantilever, ideales para el almacenamiento de cargas de gran longitud, pesadas y voluminosas; y las estanterías portabobinas, solución para el almacenaje de todo tipo de mercancías enrolladas.
  • Estanterías de paletización
    Estas estructuras metálicas están diseñadas para almacenar mercancías paletizadas, o lo que es lo mismo, colocadas sobre un palet. Se trata de uno de los tipos de estantería industrial más utilizados en los almacenes y las plataformas logísticas. Las empresas pueden encontrar diferentes tipos de estanterías de paletización: las estanterías compactas o drive-in, que permiten almacenar la mercancía paletizada con el máximo aprovechamiento del espacio gracias a la eliminación de pasillos entre palets; las estanterías dinámicas (FIFO), que cuentan con un sistema que facilita el movimiento de la carga y descarga de palets gracias a la gravedad; las estanterías push-back (LIFO), que tienen un sistema que almacenaje para acumulación de palets; y las estanterías convencionales para carga paletizada, que están diseñadas para el almacenaje de todo tipo de productos paletizados.
  • Altillos y estanterías para ampliación de superficies
    Hay ocasiones en las que las empresas necesitan aumentar la superficie de su almacén, ya que la capacidad de almacenaje resulta insuficiente. Por suerte, la solución no suele pasar por la adquisición de un nuevo lugar de almacenamiento. Gracias a soluciones industriales como los altillos o entreplantas, así como los pasillos elevados, las empresas pueden aprovechar todo el espacio de su almacén. Los altillos o entreplantas son estructuras modulares que aprovechan la superficie en altura de los almacenes o plataformas logísticas para crear nuevos espacios de almacenamiento y multiplicar la capacidad de almacenaje. Por su parte, los pasillos elevados son soluciones de almacenamiento que aprovechan al máximo la altura del almacén con diferentes niveles de pasillos transitables de carga en altura.
  • Estanterías picking para carga manual
    Se trata de una estantería para el almacenamiento manual de productos de mediano y pequeño tamaño, lo que facilita el acceso directo y selectivo a todas las referencias del almacén de una forma sencilla y cómoda, sin necesidad de utilizar equipos de manipulación o elevación. La gran variedad de estanterías picking para carga manual que existen permite que se adapten a las necesidades de todas las empresas. Por norma general, este tipo de soluciones de almacenamiento se ubican en áreas de preparación de pedidos, áreas de mantenimiento o espacios de archivo en el almacén.

Claves a la hora de elegir las más adecuadas para tu almacén

Superficie y características de la nave o edificio

No todos los almacenes, plataformas logísticas y tiendas son iguales. Cada nave o edificio tiene su superficie y características propias. Si bien es cierto que la mayoría de las estanterías metálicas pueden adaptarse a su almacén, la superficie y la altura del espacio de almacenamiento son factores importantes a tener en cuenta a la hora de elegir las estanterías industriales que mejor satisfagan las necesidades de su empresa. Al fin y al cabo, uno de los principales objetivos de las estanterías metálicas es optimizar el espacio de almacenamiento.

Tipo de carga y unidad a almacenar

Como hemos visto anteriormente, cada tipo de estantería metálica se adapta a un determinado tipo de mercancía. De esta forma, el tipo de carga y unidad a almacenar influye directamente en las estanterías industriales que se necesitan. Según el uso previsto, considere características tales como las estanterías cantiléver, que permiten almacenar cargas largas de distinto peso, fondo y longitud, como tableros de madera, tuberías o perfiles metálicos.

Flujo y rotación de la mercancía (FIFO o LIFO)

La gestión, organización y la disposición del almacén son otros aspectos fundamentales a tener en cuenta. Cada almacén presenta su propio flujo y rotación de la mercancía, tanto para la entrada como para la salida de los productos. FIFO y LIFO son dos métodos de gestión de mercancía más utilizados. Determinar las necesidades de la empresa en función del método de gestión es clave a la hora de elegir las estanterías metálicas. Por ejemplo, las estanterías push-back están diseñadas para el método LIFO, mientras que las estanterías dinámicas se adaptan al almacenamiento FIFO.

Recursos de manipulación a emplear (humanos y/o medios mecánicos)

La manipulación de productos en los almacenes suele depender del uso de maquinaria logística. En función del tipo de producto a almacenar y la superficie y características de la nave, cada empresa dispondrá de unos determinados medios mecánicos, como pueden ser transpaletas manuales y autopropulsadas, apiladores, carretillas elevadoras, transelevadores, etc. Dependiendo de los recursos de manipulación a emplear se requerirán unas determinadas estanterías metálicas. Al fin y al cabo, no es lo mismo un almacén pequeño que necesita sólo estanterías de carga manual que los almacenes automáticos.

Dada la importancia de las estanterías metálicas en la logística, las empresas que estén valorando instalar estanterías metálicas industriales o rediseñar su almacén para optimizar al máximo su espacio deben confiar en compañías profesiones con años de experiencia en el sector, como es el caso de Atox Galicia. Con más de 20 años de experiencia a sus espaldas, es una de las empresas líderes en la comercialización de estanterías metálicas y sistemas de almacenaje en Galicia. Gracias a la experiencia y la profesionalidad de este tipo de empresas, los usuarios pueden conseguir estanterías industriales adaptadas a las necesidades específicas de sus productos y al almacén.