La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha registrado recientemente la entrada de una notificación de una operación de fusión entre Boyacá y Sgel, las dos empresas de distribución de prensa escrita.

En concreto, el organismo regulador ya analiza en primera fase la creación de una empresa en participación por parte del operador Boyacá, creado en 1974 por Urbano Villanueva, especializado en el reparto de prensa escrita diaria y el grupo empresarial Sgel, que en 2012 adquirió Celeritas como parte de su proceso de diversificación y que agrupa desde actividades de edición a la gestión logística del sector editorial, en especial en el sector de las revistas y que en 2016 vendió la división de distribución al fondo de capital y riesgo Spring Water

Desde hace ya varios años, el segmento del reparto de prensa escrita y publicaciones vive una situación difícil marcada por una fuerte retracción en la difusión de periódicos y revistas, una tendencia que la pandemia habría acrecentado aún más, y al que se une la drástica reducción en el número de puntos de venta de prensa que se viene produciendo desde hace casi dos décadas, lo que supone también un cambio de modelo logístico de gran envergadura.

En este marco, parece que cualquier operación de integración está destinada a buscar un modo de intentar capear una coyuntura de crisis mediante una operación de concentración, basada en la búsqueda de sinergias y de reducción de costes, que permitan optimizar estructuras.

Boyacá ya intentó diversificar su ámbito de actividad con la incorporación de servicios logísticos en los segmentos de moda, automoción, farma y retail, al tiempo que impulsa aún más una posición hegemónica en los servicios logísticos para el mundo editorial.