La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha aprobado la Resolución de supervisión sobre las tarifas aeroportuarias aplicables por Aena en el ejercicio 2022, mediante la que reduce estos importes en un 3,17% a partir de marzo.

La reducción se distribuye linealmente entre las tarifas de todos servicios aeroportuarios, como son aterrizaje, seguridad o los relacionados con los pasajeros, entre otros.

Como principal novedad en este ejercicio, la CNMC resolvió el 9 de diciembre sobre la imputación a los servicios regulados de los costes sanitarios y operativos en que incurrió el gestor aeroportuario y que tiene derecho a recuperar a través del marco tarifario. La cifra ascendió a 59 millones de euros en 2020 y 81 millones en los primeros nueve meses de 2021.

Ante la falta de acuerdo entre Aena y las compañías aéreas, se ha decidido integrar estos costes en el cálculo de la variación tarifaria correspondiente al ejercicio 2022 para así preservar la estabilidad en los precios.

La CNMC resolvió también, el 30 de noviembre de 2021, sobre el índice P, que recoge el impacto que tendrían en los costes del operador las variaciones anuales en el precio de los inputs fuera de su control que afectan a su actividad. El índice se estableció en 0,40, frente a la propuesta de 0,38.

En este sentido, conviene apuntar que la propuesta de Aena sobre las tarifas de 2022 ya incorporaba el cálculo realizado por la CNMC, que ha resuelto que el Ingreso Máximo por Pasajero Ajustado sea de 9,95 euros.

Finalmente, Competencia concluye que el proceso de consultas de las tarifas aeroportuarias entre Aena y las aerolíneas usuarias ha sido correcto, aunque insiste en que el intercambio de información entre las partes debe producirse en plazo para que las consultas sean útiles.

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px