El último informe anual elaborado por la CNMC sobre el control y medición de los indicadores de calidad del servicio postal universal que ha prestado Correos durante 2016 evidencia una «tendencia al empeoramiento en la calidad de los servicios».

En concreto, Competencia afirma que durante el año pasado «ha continuado empeorando el indicador relativo a los plazos medios de expedición tanto en la carta ordinaria como en el paquete azul».

Correos, por su parte, alega que se ha producido una disminución del 4,96% en los volúmenes de envíos ordinarios y un 5,09% en la cantidad de envíos registrados, con respecto a 2015, lo que le ha obligado a ir recolocando a parte de su plantilla.

Además, el operador postal público estima que las Elecciones Generales que hubo en junio, así como los comicios autonómicos de Galicia y el País Vasco celebrados en septiembre han perjudicado su labor.

Según explica el informe de Competencia, Correos entregó el 92,66% de las cartas ordinarias en tres días o menos y el 97,84% en cinco días o menos, lo que supone ligeros incumplimientos de los objetivos fijados con respecto a 2015.

Así mismo, en el caso del paquete postal nacional de hasta 20kg, las autoridades españolas de competencia constatan que se han producido disminuciones del 9,59% con respecto al objetivo del 80% que marca la actual normativa para entregas de más de tres días, y del 9,97% respecto del objetivo legal del 95% para las entregas de más de cinco días.

Sin embargo, el informe también destaca que se ha mejorado en los tiempos de atención al cliente en las oficinas de Correos.

Para mejorar el Servicio Postal Universal, Competencia afirma que «Correos debe adoptar las medidas necesarias para frenar esta tendencia negativa en los resultados del plazo de entrega«, así como analizar los aspectos que han generado más reclamaciones y mejorar la disponibilidad de información sobre el horario de recogida en buzones y oficinas postales, entre otros aspectos.