La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia estima que el modelo de contabilidad analítica de Correos de 2018 y 2019 cumple con lo dispuesto en la regulación postal, salvo algunas excepciones.

La principal de ellas afecta al servicio de notificaciones administrativas, según estima el organismo de competencia.

Competencia estima que el operador postal Correos imputa las notificaciones administrativas dentro del apartado de cartas certificadas, cuando en realidad las notificaciones administrativas, al contrario que las cartas certificadas, no forman parte del servicio postal universal.

Este encuadre afecta a la separación contable que debe existir entre servicios incluidos y excluidos del ámbito del Servicio Postal Universal, que se financia con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

Ante esta situación, la Comisión ha requerido a Correos que introduzca en su sistema de contabilidad de costes de los ejercicios 2018 y 2019 las modificaciones precisas para corregir la incidencia y le insiste en que debe presentar también los resultados corregidos de los ejercicios 2016 y 2017, si no quiere incurrir en una infracción administrativa prevista en la Ley Postal.

Según los registros de Competencia, Correos continúa ostentando la mayor parte de la cuota de mercado en este servicio, ya que en 2019 gestionó el 91,3% del total de las notificaciones, que, a pesar de representar solo un 3,6% del total de los envíos, generaron el 21,5% del total de ingresos procedentes del servicio postal tradicional del operador, hasta sumar 297 millones de euros.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px