Cruceros en el Muelle Ribera del puerto de Santa Cruz de Tenerife

Estas subvenciones son ayudas de Estado conformes con el Derecho de la UE.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia estima que el sistema de ayudas con el que se compensa al transporte marítimo y aéreo de mercancías con origen o destino en las Islas Canarias tiene una serie de limitaciones y recomienda su replanteamiento, tras analizarlo en profundidad a petición de Fomento.

En concreto, Competencia estima que habría que analizar cuáles han sido los efectos de estas ayudas y plantearse la introducción de mejoras para evitar efectos indirectos indeseados sobre la eficiencia y la competencia, así como para que se respeten los principios de regulación económica eficiente y mínima restricción competitiva.

De igual modo, la CNMC pide a las autoridades que se aseguren de que los consumidores y clientes directos de las compañías que reciben esas ayudas se benefician a través de los precios de la reducción de costes que se quiere generar.

Así mismo, Competencia también contempla la posibilidad de incluir ayudas extras para empresas que no estén presentes en el mercado, con el fin de estimular la entrada de nuevos operadores.

De igual modo, el supervisor pide que se haga una correcta estimación de los costes adicionales que supone el transporte con origen o destino en las Islas Canarias, evitando infra o sobrecompensación, así como que los ajustes en los costes tipo a subvencionar se adapten a la evolución real del mercado.

Estas compensaciones, cuya finalidad es suplir los sobrecostes que presenta el tráfico de productos con origen o destino en las Islas Canarias, se consideran ayudas de Estado. La Comisión Europea, por su parte, las ha declarado compatibles con el Derecho de la Unión Europea, ya que son necesarias para el desarrollo regional de las Islas Canarias, un territorio ultraperiférico.