tesla-semi-2017

Pepsi quiere utilizar el Tesla Semi para reducir las emisiones contaminantes de su cadena de suministro en los Estados Unidos.

Tesla no deja de recibir peticiones para su novedoso camión eléctrico Tesla Semi y ahora Pepsi ha realizado el mayor pedido de este camión eléctrico y semiautónomo, al reservar 100 unidades.

Hasta la fecha, Tesla suma ya un total de 267 reservas para su Tesla Semi en todo el mundo, y principalmente de empresas estadounidenses, canadienses y europeas.

El fabricante norteamericano de bebidas quiere emplear las 1o0 unidades del Tesla Semi con autonomía de 800 kilómetros para la distribución de bebidas y aperitivos desde sus plataformas logísticas a los puntos de venta en diferentes puntos de los Estados Unidos.

La adquisición de estos camiones se inserta en la política de reducción de emisiones contaminantes de Pepsi, que se ha fijado una reducción de la huella de carbono del 20% en su cadena de suministro para 2030.

Tesla tiene previsto que el nuevo Tesla Semi empice a fabricarse en 2018, con el fin de que los primeros vehículos lleguen a las carreteras norteamericanas en 2019.

Este nuevo camión llevará un motor eléctrico en cada rueda y será capaz de mover 36,3 toneladas, con una autonomía de entre 480 (300 millas) y 800 kilómetros (500 millas) y un consumo de menos de 1,25kW/h/km, cifra que supone, según el fabricante, un ahorro de un 20% frente a otros camiones diésel.

Además, el vehículo promete una aceleración a plena carga de 0 a 100 km/h en 20 segundos, gracias a la tracción integral eléctrica en todas sus ruedas.