La operativa para el izado, traslación y depósito en tierra del buque Nazmiye Ana, que se hundió el 28 de mayo en el Muelle del Centenario del puerto de Castellón, ha concluido con éxito este miércoles 7 de julio.

Para llevar a cabo la operación con seguridad, ha tenido que cerrarse el puerto al tráfico marítimo de 08:00 a 12:00, cuando el barco ha superado la zona de agua.

El izado del pecio, de 780 toneladas, ha requerido a un equipo de 25 personas, una grúa telescópica de 500 toneladas conectada al barco, y dos grúas en el muelle de 460 toneladas cada una, capaces de levantar en conjunto 1.200 toneladas.

Previamente, se había realizado un estudio geológico-geotécnico para estimar la capacidad portante del terreno bajo el muelle y la repartición de carga mediante dos carreteras de arena compactada y madera para distribuir el peso generado por el buque y las grúas.

Para la operativa, se han dispuesto puntos especiales que se han soldado a los costados del barco para permitir el levantamiento mediante eslingas. Una vez izado el barco, se ha dejado que drene todo el agua para aligerarlo de peso y proceder a su traslado.

Actualmente, se encuentra depositado en el Muelle del Centenario sobre un área específica para su desguace. Ya en junio, fue desplazado unos 150 metros para facilitar la búsqueda del estibador desaparecido en el accidente por parte de la Guardia Civil y la empresa que ejecuta el plan de remoción.