Tras fracasar dos actos de conciliación celebrados esta misma semana entre Comisiones Obreras, UGT y Correos, los sindicatos han decidido llevar al operador postal público ante la Audiencia Nacional por lo que estiman diversos incumplimientos del convenio colectivo vigente.

En concreto, los representantes de los trabajadores de la empresa pública estiman que se vienen «incumpliendo sistemáticamente la negociación del calendario laboral«.

De igual modo, estiman que algo similar ha ocurrido con la campaña de Navidad y sus compensaciones salariales.

Así mismo, los sindicatos también acusan a la dirección del operador postal de ocultar las necesidades de empleo estrucutral de la compañía, así como de recortar empleo «arbitrariamente sin criterios objetivos, por el mero hecho de recortar por recortar, conduciendo a la empresa a su desmantelamiento».

En este proceso, Comisiones Obreras y UGT alega los directivos de Correos «están trasvasando actividad de Correos a la filial para debilitar la matriz y maquillando los datos de la covid para seguir anteponiendo el negocio a la salud de la plantilla», mientras que, al mismo tiempo, destacan su «voluntad negociadora», no correspondida, a su juicio, por la empresa.