El transporte de mercancías español parece abocado a vivir un final de año de gran intensidad.

A la convocatoria de paro patronal se han sumado en las últimas semanas tensiones sociales a nivel nacional y en diversas zonas del país.

En este sentido, una de las áreas más tensas venía siendo Murcia, donde finalmente parecen haberse roto las negociaciones del convenio colectivo y, como consecuencia, los sindicatos del sector en la región, Comisiones Obreras, UGT y USO, han convocado huelga que se desarrollará, si no se pone remedio antes, desde el próximo 23 de diciembre hasta el 2 de enero.

En su comunicado, Coisiones Obreras asevera que «Froet no nos ha dejado otra salida» y, en este mismo sentido, recuerda que «desde el 31 de diciembre de 2018 tenemos el convenio vencido, y por tanto los salarios congelados a todas las personas que trabajan en el sector».

Las principales diferencias entre los representantes empresariales y sindicales se centran en la retribución de las horas de exceso y nocturnas.

Al tiempo, los sindicatos parecen más favorables a un arbitraje, pero Comisiones Obreras alega que «la patronal se niega a ese arbitraje».

Sin embargo, este mismo fin de semana, como resultado de un último intento de mediación, se ha constituido una comisión técnica para analizar los problemas que dificultan la negociación y que elaborará un estudio que dará a conocer el próximo 16 de diciembre.

Comisiones Obreras considera «inadmisible y vergonzoso el planteamiento de la patronal» y le echa en cara que no acepte que se remuneren los excesos de jornada reales al precio mínimo de hora ordinaria y la nocturnidad por la realidad trabajada.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px