Comisiones Obreras afirma que Correos ha solicitado créditos con varias entidades financieras por valor de 433 millones de euros, de los que 325 millones de euros habrían sido financiados a tres años con Kutxabank y 108 millones a un año con CaixaBank.

Según el sindicato, estos instrumentos financieros estarían destinados a «enjuagar sus cuentas públicas y garantizar su estabilidad económica muy mermada desde hace varios años por la indolente gestión llevada a cabo por el actual presidente de la compañía».

La central sindical señala, además, que el operador postal público también ha suscrito un préstamo con CaixaBank de 605 millones de euros.

Como consecuencia, Comisiones Obreras cifra la financiación bancaria en los dos últimos años en los 1.038 millones de euros para garantizar su estabilidad financiera

La central sindical carga duramente contra la dirección del operador y critica «su apuesta por incrementar el volumen de paquetería proveniente de China, de baja rentabilidad para engordar las estadísticas y la venta de sus proyectos “fake” de marketing publicitarios», que, según su criterio, «no son capaces de tapar la grave situación económica cercana a la quiebra técnica de la empresa pública».

Ante la situación, Comisiones Obreras y UGT piden al Gobierno que «apueste por un modelo postal público moderno, eficaz socialmente que cumpla con sus obligaciones del servicio público universal y económicamente eficiente, alejado de intereses diferentes de la buena gestión de una empresa pública».

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px