La Comisión Europea considera que Correos recibió compensaciones excesivas por parte del Estado entre 2004 y 2010 en relación con el Servicio Postal Universal. En concreto, 167 millones de euros que tendrá que devolver al Tesoro Público.

El informe, según revela el diario El País, se ha originado tras una denuncia de Unipost y la Asociación de Paquetería en 2013. La investigación también les ha llevado a comprobar que el operador se ha beneficiado de más exenciones fiscales de las debidas, una diferencia que Bruselas cifra en un millón de euros.

Por otro lado, se han encontrado ciertas incompatibilidades en las bonificaciones que ha obtenido el grupo relacionadas con el Impuesto de Actividades Económicas, IAE, y el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, IBI.

Inseguridad jurídica

No obstante, CCOO ha asegurado que la decisión de la Comisión Europea proviene de una denuncia interpuesta por la Asociación de Empresas de Reparto Asempre y la patronal UNO, que exigieron una investigación sobre las supuestas «ayudas excesivas a Correos» por la prestación del Servicio Postal Público.

Para el sindicato, se trata de lobbies privados «sin sensibilidad» que solamente ven en este servicio negocios y beneficios, y quieren «quitarse de en medio al correo público». En este sentido, denuncian «la desidia de los sucesivos gobiernos» en la definición del Plan de Prestación del Servicio Público Universal, que ha impedido fijar sus costes reales. 

Todo esto ha provocado una inseguridad jurídica que en su opinión, ha sido aprovechada por los operadores privados para atacar a Correos. CCOO ha instado al Ejecutivo a acelerar la aprobación de dicho Plan, cuya cuantía se encuentra en 230 millones de euros, para lo que mantendrá e intensificará las movilizaciones a partir del mes septiembre.