Cosco, la naviera estatal china, ha prometido una inversión adicional de 500 millones de euros en el puerto griego de El Pireo, que controla tras haber adquirido el pasado mes de abril el 67% de las acciones de la instalación portuaria por un importe de 368,5 millones de euros.

Así lo han confirmado el presidente de la naviera china y el primer ministro griego, durante el encuentro que ambos han mantenido en la sede de la naviera en Shanghái.

Durante la jornada, desde la naviera han trasladado al gobierno griego su intención de potenciar la capacidad de acogida de cruceros del enclave portuario, así como modernizar sus infraestructuras con el objetivo de agilizar el tráfico de contenedores.

El objetivo de la compañía es que en El Pireo puedan atracar los mayores cruceros del mundo y que llegue a recibir unos 3 millones de cruceristas al año. La naviera se propone que el puerto griego consiga una capacidad de almacenamiento para 7 millones de contenedores a medio plazo y de 10 millones a largo.

Asimismo, la compañía estima que sus inversiones darán lugar a 31.000 puestos de trabajo en Grecia, elevando el valor de su industria logística de los 400 millones de euros anuales a 2.500 millones.

Para conseguir estos objetivos, la compañía calcula que los 350 millones de euros de inversión para la próxima década, a los que se ha comprometido con la firma del acuerdo de adquisición el pasado mes de abril, no serán suficientes, motivo por el que ha decidido aumentar su inversión.

Recientemente, la naviera había amenazado con abandonar la compra de El Pireo, como consecuencia de los cambios que el Gobierno heleno había realizado en el texto final de la compra sin el consentimiento de la naviera, una amenaza que parece que no se llevará a cabo.