La división de puertos de Cosco en España, CSP Spain, ha cerrado a finales de 2021 un acuerdo para la compra del 51% de Logitren, cuyo accionariado se dividía hasta el momento entre la constructora Torrescámara, que contaba con el 68,58% y Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana, con el 31,42%.

Entre los dos, habían comprado recientemente el 18% que anteriormente pertenecía a Laumar Cargo, según explica el diario El Economista. Ahora, Cosco será el accionista mayoritario con ese 51%, mientras que Torrescámara contará con un 33,6% y FGV con el 15%.

Por el momento, no ha trascendido el importe de esta operación, que permitirá a la naviera utilizar los trenes de Logitren para operar rutas con sus terminales y ampliar su actividad intermodal. En este sentido, conviene apuntar que controla dos terminales de contenedores en el país, situadas en el puerto de Valencia y en el de Bilbao, a lo que se añaden terminales ferroviarias en Coslada y Zaragoza.

Su división de servicios ferroviarios, CSP Iberian Rail Services, ya se había convertido en uno de los principales clientes de Logitren, que venía acumulando pérdidas en los últimos cuatro años y había tenido que reducir su negocio.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px