Sigue engordando el frente de países con ganas de plantar cara al Paquete de Movilidad en defensa de sus empresas nacionales. Este conjunto normativo, que regula diferentes aspectos del mercado europeo de transporte sigue estando en riesgo incluso tras su azarosa aprobación.

A este respecto, Bulgaria se ha sumado a Lituania y también anuncia que recurrirá ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea parte de la regulación del Paquete de Movilidad.

Las autoridades búlgaras estiman, como informa Fenadismer, que este conjunto normativo dispone unas reglas desequilibradas, discriminatorias y potencialmente dañinas para el medio ambiente.

Aumento de los viajes en vacío

El Ejecutivo del país del este europeo tiene la intención de impedir que entren en vigor las reglas que obligan a los conductores de larga distancia a regresar a casa con sus vehículos a ciertos intervalos, así como la prohibición de que los conductores tomen sus períodos de descanso semanales en sus camiones.

El Gobierno búlgaro considera estas normas «desequilibradas» y «discriminatorias» hacia las empresas de países periféricos, ya que obligarán a hacer “viajes largos y potencialmente dañinos para el medio ambiente”.

Precisamente por este motivo, el bloque de países del Este ha pedido a la Comisión Europea que realice una evaluación de impacto de los viajes innecesarios de miles de camiones vacíos por Europa.