El bloque del este de Europa que maniobra contra el Paquete de Movilidad ha sumado a Letonia a su causa en los últimos días.

De esta manera, el país báltico también se suma a la ofensiva judicial de los otros cinco países del este, como son Lituania, Bulgaria, Rumanía, Hungría y Polonia, a los que también se han unido Malta y Chipre, contra el paquete legislativo en su conjunto, y especialmente contra la obligación del retorno de los vehículos cada ocho semanas a su país de matriculación, así como por las nuevas limitaciones para hacer cabotaje.

Estos países se posicionan así para intentar salvar la competitividad de sus potentes empresas de transporte, en una guerra que se libra desde antes de que entrase en vigor este controvertido conjunto de normas que regulan aspectos cruciales del mercado europeo de transporte y que continúa con cada vez más encono.

Consecuentemente, el Gobierno de Letonia ha comunicado oficialmente que solicitará al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que impida la entrada en vigor de las disposiciones del Paquete Movilidad que obligan al regreso a casa, así como las limitaciones al cabotaje, en consonancia con lo que ua han hecho Lituania, Bulgaria, Rumanía, Hungría, Polonia, Malta y Chipre.