[youtube video=»ueAIggEj0CI» ancho=»480″ alto=»300″]

«Un camionero atropelló a mi marido matándolo en el acto». Así empieza un spot de la Dirección General de Tráfico enmarcado en la campaña ‘Testimonios que pueden salvar vidas‘, con la que el Ministerio de Interior quiere sensibilizar a la sociedad de la repercusión que pueden tener sus actos en la carretera.

El spot no ha gustado al sector del transporte por carretera, que en más de una ocasión ha acusado al Gobierno de criminalizar a la profesión. Así, la respuesta de la asociaciones de transportistas no se ha hecho esperar.

En la CETM consideran que dicha campaña «es un ataque indiscriminado y sin precedentes contra el transporte de mercancías por carretera», un sector que desempeña su labor de forma segura y profesional, de acuerdo a las estrictas normas que lo regulan, tal y como se demuestra por la reducción sistemática del número de accidentes en los que está involucrado un camión.

«No podemos permitir bajo ningún concepto que al amparo de un accidente aislado, que lamentamos profundamente, se criminalice y se deje en evidencia a todo el sector, cuando la realidad es que la inmensa mayoría de los empresarios de transporte y conductores cumplen las normas escrupulosamente», señalan desde la Confederación. 

Desde Fenadismer han criticado el contenido del anuncio «al transmitir el mensaje implícito de que los transportistas son los principales responsables de la siniestralidad en las carreteras«, lo que contrasta con las estadísticas sobre accidentalidad que anualmente publica la DGT, que ponen de relieve que el sector del transporte por carretera ostenta los menores índices de siniestralidad en relación con los restantes usuarios de las carreteras.

Pero es que además dicho anuncio “echa por tierra” la imagen de solidaridad y colaboración que el colectivo de transportistas viene manteniendo tradicionalmente en la carretera, «auxiliando a los restantes usuarios que lo precisan en caso de avería o accidente», aseguran desde la Federación, en la que consideran «inadmisible» que el spot cuestione la profesionalidad que caracteriza mayoritariamente la actuación de los transportistas en carretera.

Más de 2.000 personas han firmado ya una petición propuesta por un transportista en change.org para que el Gobierno retire el anuncio«Somos un colectivo muy grande con baja siniestralidad pero siempre se nos pone como ejemplo malo», señala Basilio Aragon, quien ha lanzado la iniciativa.

Tanto Fenadismer como CETM han solicitado al Gobierno la retirada inmediata de esta campaña.