Será a partir de mediados del mes de enero del próximo año, cuando será efectiva la compra del 100% del capital del operador español, por parte de los alemanes de Dachser, una vez se haya conocido la más que posible aprobación de la operación, de la que no se han dado más detalles.

Dachser mantenía desde el año 2007, una participación del 10% de Azkar que ahora se ve completada con el 90% restante, que se encontraba mayoritariamente en manos de la familia Somoza, principal accionista con la mayoría del capital. También y como consecuencia de la recompra de acciones que se produjo en 2004, a raíz de dejar de cotizar la sociedad en bolsa, algunos directivos tenían en torno al 10% de las acciones, que también forman parte del acuerdo de venta.

Para Bernhard Simón, consejero delegado de Dachser, «esta inversión realizada a pesar de la difícil situación de la economía española, es un claro síntoma indicativo de la confianza de Dachser en el futuro europeo y en las oportunidades de negocio que representa la operación«.

La empresa alemana, con sede en la localidad de Kempten, fué fundada, al igual que Azkar, en los años ’30 con un perfil similar de empresa familiar que ha mantenido hasta el momento actual, en el que Bernhard Simón, su director general, representa la tercera generación de la familia fundadora.

Dachser, con una cifra de ventas de 4.300 millones de euros en 2011, rente a los 367 millones de euros de Azkar, tiene casi 21.000 empleados en todo el mundo que trabajan en los 315 centros que conforman la red global y un volumen de envíos de casi 50 millones, y se sitúa entre las 50 empresas familiares más grandes de Alemania. Actualmente Dachser es la única empresa familiar independiente de este tamaño, que queda en Europa.

Gestión descentralizada

El acuerdo de la transacción, se inscribe en la política de gestión descentralizada de Dachser por lo que está previsto que continúe el actual equipo directivo de Azkar, con José Antonio Orozco al frente, en tanto que la marca Azkar se mantendrá «de momento» para el mercado ibérico.

Para José Antonio Orozco, las principales ventajas de esta operación se deben ver desde el punto de vista del cliente; «Somos el número uno en España y con Dachser detrás de nosotros vamos a ser capaces  de asegurar nuestro futuro y tener acceso a una red logística global«.

Ambas compañías han venido colaborando desde el año 2007 y desde entonces han aumentado sus respectivos ingresos en grupajes, la especialidad de Dachser, desde y hacia España en más de un 20% anual. «En los últimos cinco años se ha demostrado que tenemos una mentalidad y una manera de hacer negocio muy similar«, apunta Orozco y «ese ha sido el germen de la adquisición de Azkar».

Esta operación representa la segunda adquisición más importante para los alemanes, tras la toma de control y la integración en 1999 de la francesa Transportes Graveleau, aunque no por ello va a suponer apartarse de la política de crecimiento orgánico, habitual en Dachser.

Dachser tiene una red global de 315 centros repartidos por todo el mundo.

Dachser tiene una red global de 315 centros repartidos por todo el mundo.

Dachser operador global

El modelo de negocio de Dachser se basa en tres pilares: European Logistics, Air&Sea y Food Logistics. El segmento de transporte por carretera en grupaje representa el 61% del volumen total de negocio, en tanto que los otros dos son el 26% y el 13% respectivamente.

La fortaleza de la empresa queda respaldada  por la red de 236 ubicaciones que se extiende por toda Europa, conectadas diariamente por más de 3.800 arrastres, en la que es considerada una de las cinco redes terrestres más importantes en Europa.

Dentro del plan de inversiones previsto a cinco años, se plantean 1.300 millones de euros dedicados a ampliar la infraestructura, que se financiará exclusivamente con el efectivo disponible en caja. En cuanto al segmento Air&Sea, existe un programa de desarrollo en marca «Global 2.0» que prevé duplicar el volumen de negocio en los próximos cinco años, hasta 2017.