Almacen de DB Schenker Spain-Tir en la Zal del puerto de Barcelona

DB Schenker contará con presencia directa en el área en que se unen Europa y Asia.

DB Schenker ha puesto en marcha ocho nuevas representaciones directas en la región del Cáucaso y en Asia Central, que se integrarán en la red mundial en la que opera, con el fin de hacer frente a las previsiones de fuerte crecimiento en estos territorios que hacen de puente económico entre Europa y Asia.

De este modo, el operador logístico contará con presencia directa, que sustituirá a su red de colaboradores locales, en los mercados de Georgia, Armenia, Kazajstán, Uzbekistán, Turkmenistán, Kirguistán y Tayikistán.

Kazajistán será el primer país de los ocho seleccionados en el que la compañía germana pondrá en marcha su actividad, que comenzará en enero del próximo año.

Con este fin, el operador logístico alemán ya ha creado una división organizativa en este territorio, que se integrará en su red en cuestión de unas semanas.

A este primer paso en el mercado kazajo seguirá la actividad en Azerbaiyán, país en el que una agencia local se integrará en la red de DB Schenker en los próximos dos meses, de tal modo que esta nueva división de DB Schenker tendrá un potencial volumen de envíos de cinco dígitos por año, según calcula la compañía, mientras que en el resto de los países, el operador planea establecer su propia organización a lo largo de 2020.