ministro-fomento-de-la-serna-bruselas-consejo-europeo-nov-17

Íñigo de la Serna en el Consejo Europeo de Ministros de Transporte.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha ofrecido en el Consejo Europeo de Ministros de Transporte, Telecomunicaciones y Energía de esta misma semana el punto de vista de la Administración española sobre el Paquete de Movilidad que se está negociando en el seno de las instituciones europeas.

En su intervención, de la Serna ha defendido que España tiene una visión del transporte internacional en la que confluyen dos vertientes.

Por un lado, nuestro país defiende en la Unión Europea que el transporte por carretera es un «vehículo importante para la vertebración del mercado único y la competitividad de nuestras empresas», mientras que, por otro, como explicó literalmente, «un objetivo irrenunciable para nuestro país es el respeto por las condiciones sociales y laborales de nuestros transportistas».

De la Serna defiende que «habría que introducir una mayor flexibilidad en la aplicación de la Directiva de Trabajadores Desplazados».

En este sentido, por lo que respecta a la aplicación de la Directiva de Trabajadores Desplazados, de la Serna defiende que «habría que introducir una mayor flexibilidad en su aplicación«.

Para ello, el ministro de Fomento defiende la introducción de «un número mayor de días de exención mensual tanto para el transporte internacional como para el cabotaje como contrapartida por la naturaleza específica de la prestación del servicio de transporte y teniendo en cuenta los costes incurridos en los largos desplazamientos».

Sin embargo, de la Serna también ha dicho que «si esa flexibilización en los días de exención no consigue acercar posiciones, nuestro país es partidario de evaluar nuevos parámetros en la negociación con el objetivo de lograr una propuesta equilibrada y de consenso».

Lucha contra el fraude

Por otra parte, «España», asegura el ministro de Fomento, «defiende políticas de lucha contra el fraude en el sector, una lucha que implica normas claras para los transportistas y facilidad en su comprobación para las autoridades de control».

Pero de la Serna cree que tampoco es bueno imponer cargas burocráticas a los transportistas, que  lastran su competitividad y, por este motivo, pide que se elabore una lista única de documentos exigibles y propone la creación de un registro de declaraciones de desplazamiento.

No es bueno imponer cargas burocráticas a los transportistas, que  lastran su competitividad.

Por otra parte, el ministro de Fomento defendió una mayor limitación en los períodos de alquiler para vehículos de transporte y puso en valor que los Estados miembros mantengan su capacidad de introducir requisitos adicionales para el establecimiento de empresas de transporte, de acuerdo con las peculiaridades de los mercados nacionales siempre que sean proporcionados y no discriminatorios, y en una clara referencia el requisito mínimo de flota que contiene el proyecto de reforma del ROTT.

Más flexibilidad en los tiempos de conducción y descanso

En último lugar, de la Serna también se mostró de acuerdo en introducir requisitos proporcionados para transporte ligeros que se dediquen con carácter profesional al transporte internacional de mercancías siempre que sean proporcionados y apoyó una «mayor flexibilización de los tiempos de conducción y de descanso para que los conductores puedan pasar más tiempo de descanso semanal en sus casas y que ello redunde en un mayor atractivo para los profesionales del sector».

Para terminar su intervenión, de la Serna mostró la predisposición de España para alcanzar soluciones equilibradas en la negociación de un paquete regulatorio de uno de los pilares básicos de funcionamiento del mercado único europeo.