empleados trabajadores seguridad social

Disminuyen los trabajadores afectados por un ERE en la logística y el transporte.

El número de trabajadores del sector del transporte y el almacenamiento afectados por un Expediente de Regulación de Empleo, ERE, ha caído un 51,4% en los cinco primeros meses de 2017 con respecto al mismo periodo de 2016, situándose en 955 personas. 

Según datos provisionales del Ministerio de Empleo, en el mes de mayo, en el que ha habido 552 trabajadores afectados por un ERE, se ha ralentizado la caída que se había experimentado en meses anteriores: hasta abril se había registrado un descenso del 69%. 

Durante los cinco primeros meses del año, en el sector del transporte y el almacenamiento, 692 trabajadores han sufrido una suspensión de contrato, un 23,6% más que en los cinco primeros meses de 2016, 224 un despido colectivo, un 74,4% menos, y a 39 se les ha aplicado una reducción de jornada, frente a las 530 personas del año anterior.

El descenso en el sector se mantiene también a nivel general. Hasta mayo de 2017, el número de trabajadores afectados por medidas de regulación de empleo ha sido de 25.167 personas, lo que supone un retroceso del 38,4% con respecto a los cinco primeros meses de 2016.

A nivel autonómico, destaca el aumento del 12,9% del número de trabajadores afectados en Madrid, hasta las 5.977 personas, y los descensos del 89,9% en Aragón (946 trabajadores), 37,4% en Andalucía (2.192 trabajadores), del 19,5% en la Comunidad Valenciana (2.391), del 39% en Cataluña (2.657 trabajadores) y del 33% en el País Vasco (2.065).

Un mayo difícil para el almacenamiento

El sector del almacenamiento y las actividades anexas al transporte ha cerrado los cinco primeros meses del año con 691 trabajadores afectados por un ERE, de los que 68 han sufrido un despido colectivo, 609 una suspensión de contrato y 14 una reducción de jornada. De este total, 508 se han producido en el mes de mayo.

Hasta el mes de mayo de 2017, el transporte aéreo ha tenido 67 trabajadores afectados por un despido colectivo. En el transporte terrestre y por tubería, 88 trabajadores se han visto afectados por un despido colectivo, a lo que se suma la suspensión de contrato de 81 empleados y la reducción de jornada de 12 trabajadores.

Por su parte, en el transporte marítimo y por vías navegables sólo se ha aplicado un despido colectivo con un trabajador afectado, mientras que en las actividades postales y de correos se han efectuado dos suspensiones de contrato y 13 reducciones de jornada.