Correos tiene más de 2.260 oficinas postales multiservicios

El acuerdo se dará por finalizado el 16 de marzo.

Deutsche Bank no renovará el acuerdo que mantiene con Correos y Telégrafos para la distribución de productos y servicios financieros en las oficinas del operador postal, y que vence el próximo 16 de marzo con el fin de centrarse en su estrategia en España.

Según ha informado la entidad alemana, su división de banca comercial, en línea con la estrategia anunciada por el Grupo, apuesta por reforzar su estrategia de clientes de banca personal, banca privada y de empresas.

La asociación del banco con Correos, que se rompe por mutuo acuerdo, «ha sido muy positiva», tal y como informa el grupo alemán. Además, ha añadido, que «nos ha ayudado a ganar capilaridad y a sacar partido de las sinergias generadas entre ambas organizaciones».

No obstante, la estrategia de la entidad está enfocada ahora en consolidarse en España «como el banco líder en ofrecer asesoramiento y servicio a clientes de banca personal, banca privada y empresas».

Por ello, los servicios de BanCorreos serán prestados a partir del 17 de marzo de este año desde las propias oficinas de Deutsche Bank y de los canales de banca telefónica, Internet y móvil de la entidad financiera.

Una reunión de urgencia

La separación de Correos de la Caja Postal se realizó en 1991 para acabar en el holding público de Argentaria, posteriormente privatizada y desvinculada del grupo postal.

En 1999 se sustituyó Argentaria por Deutsche Bank «en una operación, cuando menos oscura, en peores condiciones, que entregaba al banco alemán la extensa red de Correos» y que, «incomprensiblemente se renovó en 2009, sin alternativa ni explicación».

El anuncio de la ruptura del acuerdo se produce, además, «sin un mínimo de información ni búsqueda de consenso con los representantes de los trabajadores». Además, se ha llegado a una ruptura sin ninguna alternativa de sustitución por otro acuerdo, por lo que se ha calificado el proceso de «improvisación e irresponsable».

Por ello, CCOO exige la creación de un Banco Postal o la puesta en marcha de una «verdadera alternativa financiero-bancaria» con aspiración de lograr a medio plazo entre el 30 y el 50% del volumen de ingresos de Correos.