La llegada de Miguel Borrás al sector de la logística y el transporte “fue un poco casual”. Tras estudiar arquitectura y especializarse en Cálculo de Estructuras, el actual director general de DHL Express Iberia comenzó su carrera profesional en el campo de la informática. 

Al sector llegó, también como informático, a la empresa de aduanas Fernando Roqué. “Desde ahí fui pasando a niveles de gestión de la compañía hasta dedicarme directamente al transporte”.

En DHL Express comenzó tras la integración entre Deutsche Post, La Guipuzcoana, DHL y Danzas, hace once años ocupando el puesto de director del área este de España. No obstante, a partir de febrero de 2014, se ha hecho cargo de la dirección general de la filial en la península, tras la jubilación de Felipe Corcuera que llevaba al frente de DHL Express Iberia cerca de 20 años.

Esta transición entre Borrás y Corcuera ha sido “suave, sin grandes traumatismos”, tratando de dar continuidad con lo ya realizado anteriormente. Ha sido una época bastante buena para la compañía, en la que se han cubierto siempre nuestros objetivos y no necesitábamos de grandes cambios”.

A pesar de ello, Borrás ha asegurado que la estrategia actual de DHL Express en España está más enfocada a las pequeñas y medianas empresas y a la formación y la motivación de los empleados. “No significa que antes no se hiciera, pero nos estamos focalizando en estos factores porque pensamos que, en el futuro, va a ser la diferencia entre las compañías que están trabajando en esta industria”.

Una estrategia, la indicada por Borrás, con la que se prevé continuar con los resultados positivos de DHL durante los últimos años. De hecho, el director general indica que el operador ha salido beneficiado de la crisis, al haber estado presente tanto en el segmento de la distribución doméstica como en el de la distribución internacional.

Crecimiento anual del 4%

En concreto, esto ha posibilitado compensar el déficit de algunas actividades con los beneficios de otras. “Al tener varias patas, hemos sido capaces de aguantar un poco mejor la crisis. Cuando el negocio doméstico flojeaba, el negocio internacional iba un poco mejor. En España, el consumo bajó mucho, pero la exportación se aceleró”.

Sin embargo, Borrás afirma que ha habido una caída de volúmenes y de precios “igual hasta un 25% más baratos de lo que estaban hace seis años”, a la vez que los costes no han descendido en la misma proporción, llevando consecuentemente a un estrechamiento de los márgenes.

Además, en los últimos años, la logística España ha experimentado una capacidad ociosa en los medios de transporte de distribución, al venir de unos volúmenes de hace seis años “que aún no hemos recuperado y estábamos dimensionados para esos volúmenes a nivel nacional”.

A esto se une la atomización del sector, que también provoca que se optimicen pocos los medios. “Aquí al final de lo que se trata es de tener grandes volúmenes para llegar a todos los sitios de España de una forma eficaz y con los camiones aceptablemente cargados”.

[youtube video=»KzSZ1v_XUmI» ancho=»480″ alto=»300″]

No obstante, DHL Express Iberia ha salido “reforzada” de la crisis, con mayor cuota de mercado y un crecimiento medio anual entre el 4% y el 5%. De hecho, para 2014, Borrás espera cerrar el año con un crecimiento del 4%, aunque para el 2015 podría producirse el fenómeno de “dientes de sierra” que lleve a una retracción del mercado. Aun así, el máximo responsable de DHL en la Península Ibérica insiste en que para el año que viene “queremos repetir el 4% del 2014” y mejorar aún más el rendimiento de los costes operativos.

Nuevo terminal en Barajas 

Para ello, durante el 2015, la filial del negocio exprés se centrará en mejorar esos márgenes a través de la optimización de precios y de la inversión en servicios, personal y en instalaciones.

En este sentido, DHL Express ya ha desarrollado los cursos CIS de formación cuyo objetivo es la especialización y motivación de los empleados, y ha invertido en la mejora de varias infraestructuras, como en Alicante o en el aeropuerto de Barcelona.

Además, en Madrid está prevista la inversión en un nuevo centro en Barajas que triplicará la superficie del que actualmente el operador dispone en el aeródromo de la capital, y cuya capacidad ya se ha sobrepasado.

Este hub de Madrid está dedicado exclusivamente, junto al de Barcelona, para los envíos procedentes de Europa con destino a Latinoamérica. Se espera que el proyecto comience en el 2016 para que esté finalizado en 2017 y el compromiso que se adquirirá será de 53 millones de euros, en un primer momento.

Otros proyectos previstos son la mejora de las instalaciones de Sevilla, La Coruña y Valencia. “Practicamente en el negocio aéreo estamos invirtiendo en la remodelación de todos los terminales, con mayor incidencia en aquellos terminales importantes”.

Por último, actualmente está en estudio una ampliación del hub de Vitoria, el centro de DHL Express para España. “Todavía no tiene una fase de concreción como en Madrid pero también tiene fase de estudio porque también tiene un nivel de volúmenes que estamos llegando ya a los límites para los estaba diseñado”.

Potenciar el B2C en el e-commerce

Además del objetivo de mejorar el servicio, estas inversiones irán destinadas a soportar el aumento de los volúmenes de envío previsto para los próximos años. “Este año los incrementos de volúmenes a nivel de la red estamos hablando de un 8% más de envíos. Y esto parece que va a ser constante en el tiempo, sobre todo, capitaneado por el negocio B2C”.

Un segmento que, según Borrás, está creciendo tanto en los mercados domésticos como en el internacional. En España, una media de alrededor del 30% de los envíos que llegan del mercado internacional ya son sólo entregas domiciliarias para el negocio B2C.

Para el e-commerce, la estrategia de DHL Express es seguir ofreciendo un servicio de calidad y con un valor añadido a través de los servicios aéreos, centrándose exclusivamente en los envíos internacionales de mercancía urgente.

Nuevas instalaciones de DHL Express en Alicante

Instalaciones de DHL Express en Alicante.

En cambio, la división de DHL Parcel “sí está especializada en el negocio doméstico B2C”, desarrollado principalmente en Alemania, aunque también está presente en el Benelux y Polonia. “En fases sucesivas, en el plan de Deutsche Post está desarrollarlo en otros mercados importantes, entre los cuales está España”.

Sin embargo, la filial dedicada al negocio de la paquetería urgente está apostando por el sector del e-commerce. En concreto, está llevando a cabo una inversión en tecnología que apoye las entregas del e-commerce, como son la utilización de mensajes SMS o la informática para prever cuál es la mejor franja de la entrega, al mismo tiempo que se potencian la red de puntos de conveniencia.

En este sentido, Borrás indica que “también estamos invirtiendo ahí y tenemos ya una red propia de unos 900 puntos”, algunos propios de la compañía y otros pertenecientes a comercios que trabajan conjuntamente con DHL en exclusiva.

Cada año, se está tratando de abrir entre 10 y 15 puntos cada mes. Estos puntos ya se han instalado en tiendas como papelerías, estancos o gasolineras. Estas últimas “son puntos muy convenientes porque te puedes acercar con el coche, vas con el coche a un gasolinera siempre en un momento u otro, la tienes de paso, etc. Y además, nos dan una cobertura que es un poquito más compleja fuera de las ciudades”.