hub de DHL en Leipzig

El operador ha aumentado en un 50% los paquetes gestionados por hora.

El continuo aumento del comercio internacional, impulsado por las operaciones intraeuropeas de e-commerce, obliga a nuevas inversiones en infraestructuras por parte de los operadores, con las que poder atender los nuevos requerimientos de los clientes.

Este es el caso del operador del correo alemán, DHL Express, que ha puesto en servicio dos nuevas terminales en su ‘hub’ de Leipzig, en cuya construcción ha invertido 230 millones de euros. La superficie es ahora de 87.000 m², lo que supone más del doble del área que ocupaba su primera instalación.

También se ha logrado un gran avance en lo que respecta a los tiempos de preparación de los envíos, aumentado en un 50% la cantidad de paquetes por hora, que se sitúa en 150.000. Así, al mismo tiempo que se ha incrementado la capacidad, se ha mejorado la velocidad en los tiempos de preparación, lo que resulta imprescindible para satisfacer las necesidades de los clientes.

La terminal 2 es la más grande de las nuevas instalaciones y dispone de un sistema de gestión de palets automatizado, que puede soportar un peso de hasta 170 kg. Los palets son descargados en el suelo de la máquina para ser levantados 12 metros mediante un sistema elevador y después transferidos al punto correcto, donde son cargados hacia su destino final.

En cuanto a la terminal 3, que se destinará a la gestión de grandes envíos, incorporará un nuevo sistema de clasificación, que estará operativo para finales de 2017.

Según el operador, el éxito de este ‘hub’ se debe principalmente a su localización en el centro de Europa y a las buenas comunicaciones que ofrece, tanto por carretera como por ferrocarril, hacia el aeropuerto. De hecho, la mitad de los vuelos europeos del grupo y el 16% de los vuelos mundiales parten de Leipzig, que gestiona unos 65 aviones al día.