DHL Supply Chain Iberia ha firmado un contrato con Iberia Mantenimiento para gestionar su logística interna de repuestos y componentes, tanto en su centro de La Muñoza, en Madrid, como en los aeropuertos de Barajas y El Prat.

Se ocupará de asegurar el suministro de material a demanda de los técnicos, además de rediseñar los procesos logísticos para asegurar la fiabilidad y visibilidad de esta cadena de suministro y poder así optimizar la planificación y mejorar la disponibilidad de las aeronaves.

Se pondrá el foco en el continuo y exhaustivo control de stock y la gestión de inventario y de movimiento de materiales, con avanzadas herramientas de digitalización que permitirán adaptar las operaciones a la demanda de las distintas unidades de negocio.

El operador realizará también la distribución a nivel global de los repuestos cuando surja la necesidad en cualquier destino de la aerolínea en el mundo.

El contrato facilitará la integración de la interfaz de las operativas de mantenimiento, reparación y operaciones con la Control Tower, pudiendo conocer en cualquier momento dónde se encuentran los componentes y los tiempos de llegada a destino.

Incluye también la logística de los almacenes de IT y el abastecimiento de aviones de la aerolínea, donde se gestionan gran parte de los elementos necesarios para el servicio a bordo.

La Muñoza, referencia en el mantenimiento de aeronaves

Iberia presta servicios de mantenimiento, reparación y revisión de motores para la flota de DHL desde 2008 y ha atendido en su taller de Madrid a más de 113 motores RB-211 utilizados en los Boeing B757. Por su parte, el operador ha estado desarrollando actividades de transporte de mercancías para la aerolínea en los últimos tres años.

La compañía del grupo IAG tiene un plan para transformar las instalaciones de Iberia Mantenimiento en La Muñoza, junto al aeropuerto de Madrid-Barajas, en un centro de referencia en Europa para el mantenimiento de aviones a partir de una actuación urbanística de calado que afectaría a una superficie de 1,7 millones de metros cuadrados conectada con el aeropuerto, de los que la compañía aérea tiene 220.000 m².