Desde que comenzó la campaña mundial de vacunación contra el Covid-19 en diciembre de 2020, DHL ha entregado de manera segura más de mil millones de dosis de vacunas a más de 160 países, desempeñando un papel clave en la lucha contra la pandemia que lleva perjudicando al planeta desde marzo de 2020.

Esta campaña representa un instrumento crucial en la lucha contra el virus y es fundamental para contener más variantes del mismo. Para alcanzar altos niveles de inmunización, se necesitarán alrededor de 10,000 millones de dosis de vacunas en todo el mundo para finales de 2021.

La distribución mundial de estas dosis es necesaria para garantizar que la mayor cantidad posible de personas tengan acceso a las vacunas. Además de gestionar diversas y complejas configuraciones de la cadena de suministro, los sensibles requisitos de temperatura han sido un gran desafío para los expertos en logística.

DHL Global Forwarding y DHL Express tienen la tarea de transportar las vacunas en múltiples rutas desde Europa y otros orígenes a países de Asia, Pacífico, Sudamérica y Europa. Por su parte, DHL Supply Chain es responsable del almacenamiento adecuado y la distribución local de las vacunas en varios estados alemanes.

Como se describe en el libro de la compañía «Revisando la resiliencia pandémica«, la infraestructura logística y la capacidad desarrollada para la pandemia deben mantenerse porque se necesitarán otras 7-9 mil millones de dosis de vacunas anualmente en los próximos años para mantener bajas las tasas de reinfección y ralentizar el ritmo de las mutaciones del virus, sin contar las fluctuaciones estacionales.

Desde la compañía también se apuesta por expandir e institucionalizar la contención de virus y las contramedidas, por ejemplo, rastreo digital de contactos y reservas nacionales, para garantizar una preparación estratégica y tiempos de respuesta más eficientes.