Tras iniciar la primera fase de transformación de su negocio en mayo de 2019, Dia ha conseguido mejorar la distribución de sus tiendas e introducir medidas de optimización logística.

Ahora, en plena crisis sanitaria, en la que, pese al convulso entorno, la compañía ha conseguido desenvolverse con cierta soltura a tenor de sus resultados del primer trimestre, Dia da comienzo a su segunda fase de transformación.

En este sentido, la cadena de suministro de todas sus tiendas de España opera ahora con una frecuencia de abastecimiento de seis veces por semana, frente a las entre dos y tres veces en que lo hacía durante los tres primeros meses del año pasado, y se garantiza la entrega de productos frescos en las tiendas antes de las ocho de la mañana.

De igual manera, se ha desplegado en más de 500 tiendas en España la optimización del surtido comercial, el aumento de la visibilidad de productos y la mejora de la experiencia de compra.

Además, también se han impulsado otras iniciativas clave como la simplificación de las negociaciones con los proveedores, la mejora de la gestión de las existencias y una entrega más flexible en tiendas.

Así mismo, a lo largo del presente año, Dia habrá desarrollado completamente su nuevo modelo logístico y de transporte, con la vista puesta en impulsar a partir de 2021 su canal de comercio electrónico.