En los últimos años se han venido produciendo múltiples operaciones de concentración en el sector de la paquetería y aun así todavía seguían sonando tambores que anunciaban nuevos movimientos empresariales en un segmento de actividad logística que busca competir por volúmenes, en un escenario marcado por los estrechos márgenes y precios paupérrimos.

En este sentido, DPDgroup entrará en el capital de la compañía de Tipsa, así como en el de las agencias vinculadas a sus accionistas, en una operación que todavía está pendiente de la aprobación de las autoridades de Competencia.

De este modo, la compañía gala operará en el mercado español con Seur y Tipsa como marcas independientes y con sus equipos actuales, una práctica habitual en el grupo empresarial, que tiene presencia en países como Francia y Reino Unido con dos marcas diferentes.

Con esta operación, DPD entra en una compañía que presenta un alto grado de complementariedad con la estructura que ya tiene en España y, al mismo tiempo, la nueva integración permitirá al grupo mejorar su oferta en determinados sectores como el farmacéutico o alimentación, complementar dos redes de puntos de conveniencia de entregas para el e-commerce, y mejorar su cobertura comercial y operativa sobre el territorio nacional.