Con unos resultados robustos impulsados en 2020 por el papel que está jugando el comercio electrónico en la pandemia, DPD se ha fijado como objetivo duplicar sus ingresos de 2020 para alcanzar 21.000 millones de euros en 2025.

Para ello, el grupo logístico se propone reforzar su posición en el segmento de paquetería para cliente final e impulsar su área de B2C, especialmente en el segmento de pequeñas y medianas empresas mediante una estrategia transfronteriza intracomunitaria común.

De igual modo, la compañía también contempla ampliar su red de puntos de conveniencia y de consignas, así como aumentar su presencia en el floreciente segmento C2C.

En este sentido, DPDgroup planea duplicar su red para alcanzar el 90% de cobertura europea por medio de una red 100.000 puntos de recogida, incluidos 70.000 puntos de conveniencia y 30.000 cosignas.

Por otra parte, la gala también pretende aprovechar su experiencia en entrega con temperatura controlada y su red de logística urbana altamente desarrollada para impulsar los servicios que ofrece en los ámbitos de la logística farmacéutica y del reparto de alimentación.

Además, también planea incorporaar nuevos servicios de logística urbana, que cubran entregas a domicilio en franjas horarias prefijadas, entregas nocturnas, envíox desde tienda, puntos de proximidad de comestibles y el despliegue de michrohubs urbanos de última milla.

Finalmente, la empresa también pretende consolidar su posición en el sureste asiático, Medio Oriente, África y Suramérica, más allá del transporte y la entrega, abarcar soluciones como plataforma de comercio electrónico.