El operador logístico Ekol está «altamente motivado» con el proyecto que inició en España hace dos años y medio, hasta el punto de que «no existe actualmente un presupuesto máximo para las inversiones en el país», puesto que su objetivo es «acometer los proyectos que sean necesarios» para continuar creciendo en España.

Así ha resumido la opinión generalizada de la dirección de Ekol, el miembro del consejo ejecutivo del operador, Alfio Centocinque, en una entrevista concedida a cadenadesuministro.es en el SIL 2016.

Según asegura Centocinque, la expansión de Ekol en España ha superado las expectativas del operador. Durante 2015 se han realizado más de 100.000 servicios de grupaje entre España y la antigua Europa y el gigante turco experimenta un crecimiento exponencial en el que la actividad de cada mes es superior a la del mes anterior

Por ello, en el marco de su apuesta por el mercado español, el operador estudia importantes proyectos para reforzar su presencia en el país, donde espera obtener una facturación de 20 millones de euros en su segundo ejercicio en España de 2016 y en el que ha desplegado el 25% de su flota propia actual, es decir, 1.000 unidades de los 4.000 camiones que el operador tiene en propiedad en los 14 países donde tiene presencia.

Llegada a Tarragona y nuevos servicios ferroviarios

Por un lado, el gigante turco prevé desembarcar en el puerto de Tarragona en 2017, ampliando así los servicios ro-ro que ofrece en el Mediterráneo y que conectan actualmente el puerto francés de Sète y el italiano de Trieste con Turquía.

El objetivo es ofrecer a los cargadores españoles, y en especial a los de la industria petroquímica, un servicio intermodal barco-camión-ferrocarril para facilitar los tráficos con Europa del Este, en el que quieren embarcar tanto semirremolques como cajas móviles.

Alfio Centocinque de Ekol España

Para Alfio Centocinque, miembro del consejo ejecutivo del operador Ekol, «nuestro objetivo es «acometer los proyectos que sean necesarios para seguir creciendo en España».

Así, el otro gran proyecto que contempla el operador en la Península Ibérica, el de ofrecer un servicio ferroviario que conecte Portugal con el resto del continente. A partir del próximo ejercicio, realizará parada también en Tarragona, así como en Madrid y otras ciudades españolas que aún están por decidir.

En este contexto, el operador tiene previsto abrir delegaciones en Tarragona, este mismo 2016, y en Valencia e Irún, durante el próximo ejercicio, que se sumarán a las que tiene actualmente en Madrid y Zaragoza.

El operador estudia importantes proyectos para reforzar su presencia en el país, donde espera obtener una facturación de 20 millones de euros en su segundo ejercicio en España.

 

Ekol espera seguir ampliando el número de delegaciones en España en ejercicios posteriores para atender a los clientes de forma local, ya que «con la variedad de cargadores que hay en España, es preciso ofrecer un trato más cercano», según ha explicado Alfio.

Expansión internacional 

El gigante turco de la logística también sigue creciendo más allá de España, exportando el modelo español, donde «ha cosechado un mayor éxito», que en el resto del mundo. Los 650 millones de euros que el operador prevé facturar a nivel global en el presente ejercicio lo convertirán en la empresa que más ha crecido en el sector por quinto año consecutivo.

Tras abrir delegaciones durante los últimos meses en Bulgaria, República Checa e Irán, los siguientes pasos del operador serán fomentar los servicios en el Corredor Mediterráneo y establecerse en Túnez y en Marruecos

Ekol tiene un servicio ro-ro exclusivo en el Mediterráneo entre Turquía y el puerto francés de Sète.

El operador turco prevé desembarcar en el puerto de Tarragona en 2017, ampliando así los servicios ro-ro que ofrece en el Mediterráneo.

Respecto a la región marroquí, Ekol asegura que el actual servicio ro-ro desde Sète y el próximo de Tarragona llegarán también al puerto de Tánger, aunque no hay fechas concretas para su implantación. 

Otra de las iniciativas de la compañía es el cambio hacia una flota de camiones europea, por lo que actualmente el 100% de los vehículos que se están adquiriendo, están matriculados en Europa.

¿Sede en Países Bajos?

En otro orden de cosas, cabe destacar que el operador podría establecer en un plazo de 24 a 36 meses su sede oficial en Holanda, y no en Turquía, si no cambia la normativa turca que impide el proyecto que la compañía contempla actualmente.

Actualmente, el operador podría crear un holding en esta región que permitiese al mayor accionista de la compañía, su presidente Ahmet Musul, desprenderse de su participación y cederla a los empleados, lo que no permite la legislación actual turca.

No obstante, en el caso de que la legislación actual turca pudiera cambiar, Ekol iniciaría este proceso en Turquía.