El año 2020 se despide con un total de 4,5 millones de ofertas de cargas con origen y/o destino la Península Ibérica, registradas en la plataforma de Wtransnet, lo que permite confirmar la superación de la crisis del coronavirus y dibujando perspectivas esperanzadoras para 2021, a pesar de la caída del -17% en el cómputo general del ejercicio.

La primera mitad del año ha estado marcada por la incidencia de la pandemia de un modo determinante, y la paralización de la actividad comercial, especialmente hasta el paréntesis de Semana Santa que se prolongó por las dos semanas de confinamiento total, con un parón de la actividad económica muy fuerte.

 

A partir de ese momento, las cargas comenzaron a estabilizarse y, tras una excelente campaña de verano y un cuarto trimestre con mejores datos que los de 2019, puede afirmarse que 2020 se despide con un buen sabor de boca.

Las exportaciones se disparan en el cuarto trimestre

Las ofertas de cargas para la exportación no han dejado de subir en la última mitad de 2020, con un incremento aún más notable a partir de septiembre. De hecho, se encadenaron cuatro meses consecutivos con cifras por encima de las registradas en el mismo periodo del año anterior, un 30% superiores.

Esto ha permitido compensar los malos datos del primer tramo de 2020, haciendo que la diferencia en la balanza de exportaciones ibéricas con respecto a 2019 se aminorara hasta el -14%.

Las importaciones vuelven a crecer

Las ofertas de cargas para la importación han seguido una senda similar a la de las exportaciones y, desde su punto más bajo en el mes de mayo, han remontado hasta el punto de que los números del último trimestre de 2020 se sitúan por encima de los marcados el mismo periodo del año anterior.

A lo largo de estos doce meses se han contabilizado 1,1 millones de ofertas de cargas para importación, apenas un 15% menos que los 1,3 millones de 2019.

Optimismo en el transporte nacional

A nivel doméstico, las ofertas de cargas con origen y destino la Península Ibérica, más de la mitad del total ofertado en la bolsa de cargas de Wtransnet, también se han sacudido los malos números de comienzos de año llegando al final del ejercicio con un -19% menos con respecto a 2019, muy lejos del -67% que se llegó a registrar en abril.

Se inicia 2021 con unos datos que hacen albergar esperanza para este curso, con un flujo que se ha comportado de manera muy positiva en el último tramo del año recién concluido. Queda por ver cómo afectará el intenso temporal de nieve sufrido en enero y las nuevas perspectivas de confinamiento ante el repunte de contagios. En todo caso, las perspectivas son buenas para el transporte de mercancías por carretera.

El informe completo se puede consultar en este enlace.