El último informe del Green Building Council coloca a España entre los países más avanzados en cuanto a edificación sostenible, con el décimo lugar a nivel mundial por número de edificios que cuentan con certificados LEED.

Dentro del subsector industrial se ha registrado un fuerte crecimiento este año pasado en edificios con esta certificación, de tal manera que a principios del 2020 el país contaba con un total de 84 edificios registrados de los cuales 38 han logrado la certificación.

Con más detalle, el área de logística es la que lidera el grupo con 69 edificios registrados y 32 certificados, según datos ofrecidos por Montepino, que se encuentra entre las tres compañías con mayor cantidad de activos con este sello.

Estos registros indican a las claras la importancia creciente que tiene la vertiente medioambiental en la construcción de inmuebles logísticos, una línea de trabajo que, además, puede aportar importantes ahorros de costes a los operadores logísticos constatables en disminuciones en el consumo de agua y energía y la correcta gestión de los residuos sólidos, amén de ofrecer un entorno de trabajo cada vez más confotable a los trabajadores del sector logístico.