madrid-central

El nuevo Madrid 360 reemplaza a Madrid Central.

Los nuevos regidores del Ayuntamiento de Madrid parecen haber llegado a un acuerdo para reemplazar el proyecto de Madrid Central y cumplir con los límites de calidad del aire fijados por la Unión Europea.

Para ello, según han anunciado este pasado lunes, 30 de septiembre, han puesto en marcha el nuevo Madrid 360, un plan que mejorará la calidad del aire a través de tres ejes: transformando la ciudad, la movilidad y la administración a partir de seis líneas estratégicas.

En este sentido, el nuevo Madrid 360 rebajará, según los cálculos del consistorio de la capital, las emisiones de óxidos de nitrógeno un 15% más que lo que proponía el plan anticontaminación anterior, ya que prevé una reducción del 20% de los NOx en 2023, con medidas que se implementarán progresivamente, con cambios en la normativa municipal y el desarrollo de una nueva ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad.

Entre las medidas más destacadas del proyecto se encuentra la peatonalización de Sol y su entorno con el objetivo de convertirla en una auténtica zona cero de emisiones, que comprende la peatonalización de Alcalá hasta Sevilla; el tramo de Mayor, de Sol hasta Esparteros y Carrera de San Jerónimo hasta la plaza de Canalejas.

De igual modo, también se establecerán restricciones al tráfico bajo el criterio del distintivo ambiental en el distrito centro, con la finalidad de que solo los residentes puedan aparcar en superficie, con la excepción de los vehículos de los comerciantes de la zona.

En este sentido podrán acceder a la zona de acceso restringido los vehículos C con dos ocupantes, con el objetivo de favorecer los desplazamientos compartidos y reducir el tráfico en la ciudad, mientras que los que no porten distintivo tendrán la entrada prohibida y tanto los B como los C sólo podrán estacionar en aparcamientos.

Calendario de prohibiciones para los próximos años

Así mismo, el nuevo Madrid 360 irá reduciendo el espacio de la circulación a los vehículos más contaminantes con un calendario progresivo de prohibiciones de circulación.

De este modo, a partir del 1 de enero de 2020 quedará prohibido el estacionamiento a vehículos A dentro de la almendra central salvo para los residentes de un mismo barrio, que no podrán aparcar en otro lugar que no sea su zona. A partir del 1 de enero de 2022, quedará prohibido el acceso y circulación dentro de la M-30 a todos los vehículos A de los no residentes en la ciudad.

Posteriormente, desde el 1 de enero de 2023, se incluirá la prohibición de la circulación para los vehículos A de no residentes de Madrid también en la M-30. A partir del 1 de enero de 2024, ningún vehículo A de fuera de Madrid podrá circular por todo el término municipal y desde el primer día de 2025 ningún vehículo A, residente o no residente en Madrid, podrá circular por toda la ciudad.

Ayudas para la renovación de flotas en cuatro años

Para que la reducción de las emisiones contaminantes sea efectiva en la capital, el Ayuntamiento prevé ofrecer ayudas por valor de diez millones de euros anuales para promover la renovación de la flota de distribución urbana de mercancías y, en paralelo, se crearán centros logísticos en Centro y para la distribución de la última milla con vehículos limpios.

De igual modo, también se han previsto otros 25 millones de euros anuales para privados que cambien su vehículo sin distintivo por otro CERO, ECO o C.