cortes-de-trafico-en-la-gran-via-de-madrid

El sector logístico se opuso a las restricciones de tráfico madrileñas.

La Gran Vía madrileña es una de las principales arterias de la capital que, durante la época navideña, incrementa considerablemente el flujo de personas y vehículos.

Así pues, con el propósito de mantener la seguridad de las personas y asegurar la prestación de los servicios públicos esenciales, el Ayuntamiento de Madrid considera necesario establecer medidas extraordinarias y temporales de restricción del tráfico de vehículos pesados, que están operativas desde el pasado 22 de noviembre y hasta el próximo 7 de enero.

Consecuentemente, todos los vehículos de más de 3,5 toneladas de MMA destinados al transporte de mercancías y de personas tendrán prohibida la circulación en este período por la Gran Vía, salvo en unas excepciones muy concretas.

Los vehículos que sí podrán acceder a esta calle de la capital entre el 22 de noviembre y el 7 de enero son los autobuses de la EMT, de transporte turístico de concesión municipal, con itinerario fijo y reiteración de horario y calendario y del servicio de transporte urbano de viajeros para contemplar la iluminación navideña, las unidades móviles de producción y retransmisión audiovisual, los vehículos de transporte de personas que se dirijan a los hoteles y aquellos vehículos que sin estar incluidos en las categorías anteriores, reciban la autorización expresa de la Coordinación General de Seguridad y Emergencias como medida excepcional.

Para poder obtener esta autorización, las empresas interesadas deberán dirigir al Ayuntamiento su petición con un mínimo de cuatro días hábiles de antelación al día o días para los que se solicita la preceptiva autorización con la motivación fundada que exprese la necesidad del acceso, así como la identificación de la marca, modelo, matrícula y características técnicas del vehículo con el que se pretende acceder, incluyendo un manifiesto de la carga que se porta.