Finalmente, las complejas maniobras para garantizar la flotabilidad del ‘Bentago Express’ en los últimos días han servido para atracar de costado finalmente la embarcación en Agaete.

Para ello, tras recuperar la flotabilidad del barco, se ha aprovechado la pleamar de la noche del 12 al 13 de enero con el fin de, tras liberar el buque, desplazarlo al puerto.

Una vez conseguida la maniobra y asegurado el barco a puerto provisionalmente, Fred Olsen lleva a cabo una inspección submarina destinada a evaluar los daños y tomar las medidas oportunas para asegurar su atraque definitivo.

De igual modo, los servicios han controlado cualquier posible contaminación por vertido puntual de combustible que se hubiera producido, con el fin de evitar que el derrame pudiera afectar al ecosistema marino en la zona.

El ‘Bentago Express’ es un catamarán que puede navegar a una velocidad de 38 nudos, y con capacidad para casi 900 pasajeros, así como para unos 230 coches. La embarcación realizaba habitualmente servicios entre Agaete y Santa Cruz de Tenerife.