Durante el pasado ‘Black Friday’, en España, los pedidos on-line han aumentado un 27% con respecto al año pasado, por debajo de las previsiones de un 30%, según los registros de Salesforce.

De ese volumen total, casi la mitad de los pedidos, un 47% en concreto, se han realizado a través del móvil, mientras que Facebook ha sido la plataforma social más utilizada en esta cita global del comercio electrónico.

De igual modo, a nivel mundial, se ha registrado un incremento del 20% en los pedidos con respecto al año anterior, con consolas de videojuegos y teléfonos móviles como los productos más populares en redes sociales.

Por otra parte, la opción de recogida en tienda ha ayudado a los comercios tanto del canal físico, como del on-line, a hacer frente a las restricciones, de tal modo que en Estados Unidos, los comercios que han ofrecido diferentes opciones de recogida en tienda, han aumentado sus ventas on-line un 19% en comparación con los que no lo han hecho.

Por otra parte, el ‘Black Friday’ de este atípico 2020 demuestran el importante papel que juegan las redes sociales, a las que acuden cada vez más los clientes en busca de inspiración y comodidad para sus compras, por lo que las plataformas de comercio emergentes, como plataformas sociales, de mensajería y streaming cobran más importancia.

A este respecto, Facebook ha vuelto a ser la red principal este ‘Black Friday’, acaparando el 83% del tráfico social y el 91% de los pedidos en redes sociales, seguida de Instagram y Pinterest.