Hacienda plantea la revision de los modulos del regimen simplificado para los transportistas autonomos

La legislación francesa también establece la necesidad de designar un representante legal en el país.

Las empresas de transporte que tengan conductores asalariados y realicen operaciones de transporte con origen o destino en Francia, así como operaciones de cabotaje en el país galo, deben cumplimentar desde el 1 de julio de 2016 un certificado de desplazamiento.

Esto les permitirá, según informan desde la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), cumplir con las obligaciones de la Ley Macron, que también señala la necesidad de designar un representante legal en el país. 

El certificado, diseñado por la administración francesa, deberá cumplimentarse por escrito hasta finales de este año conforme al modelo oficial en lengua francesa, y el conductor tendrá que llevarlo a bordo del vehículo.

Sin embargo, a partir del 1 de enero de 2017, deberá ser gestionado y registrado por vía telemática a través del servicio Sipsi de la página web del Ministerio de Trabajo galo, a través del cual deberá realizarse la comunicación del certificado de desplazamiento antes del desplazamiento del conductor.

Para ello, los operadores deberán registrarse en dicha web, que actualmente sólo está disponible en francés e inglés, y crear una cuenta, facilitando los datos relativos a la empresa y a su representante legal, para acceder al servicio y realizar las comunicaciones pertinentes.

Una vez registrados, deberán confeccionar por vía telemática el certificado de desplazamiento, tras lo que recibirán un correo de confirmación, con un número de referencia y la copia del certificado, que deberá llevar el conductor a bordo del vehículo.