Las ventas del canal on-line en España se han incrementado un 65% anual durante el primer trimestre de 2021, según los datos del ‘Shopping Index’ de Salesforce, mientras que a nivel global la subida ha sido de un 58%.

En ambos casos, los registros al alza se encuentran muy por encima de la tendencia existente hasta la llegada de la pandemia y, al tiempo, certifican que los cambios que se están produciendo en los hábitos de compra tienen visos de convertirse en permanentes.

Por lo que respecta a España, Salesforce estima que el tráfico on-line creció un 50% en el primer trimestre de 2021, el porcentaje más alto desde el inicio de la pandemia, mientras que, por contra, se ha registrado una caída del 13% en los pedidos, el único descenso registrado desde el inicio de la pandemia.

Así mismo, en el país el móvil representa el 74% del tráfico on-line, mientras que el ordenador mantiene un 21% y la tablet, un 3%. Son datos muy similares a los del primer trimestre del año pasado.

Así mismo, el gasto medio global por visita fue de 3,39 dólares, un 31% anual más, mientras que en España el gasto medio por visita es de 1,1 dólares.

Como consecuencia, el valor medio global de los pedidos por cliente ha sido el más alto de los últimos ocho trimestres, con 94,72 dólares de media. En España el pedido medio por cliente en el trimestre se sitúa en 57,23 dólares.

Finalmente, a medida que algunos países como los Estados Unidos y el Reino Unido comienzan a reabrir espacios físicos y establecen planes de vuelta a la oficina, el comercio minorista tendrá que replantearse el papel que ha de jugar la tienda dentro de una estrategia omnicanal.