El comercio electrónico continúa su camino ascendente en España y, desde que se decretó el primer estado de alarma hace ahora un año, su volumen de ventas se ha incrementado en un 24% anual, mientras que el gasto medio mensual en el canal on-line se sitúa en 54 euros, según la I Radiografía de Consumo y Coronavirus elaborada por Webloyalty.

El informe refleja que el número de nuevos compradores también se ha elevado un 67% y que el móvil ya sirve para canalizar la mitad de las compras de comercio electrónico que se realizan en España.

Con más detalle, el informe confirma que febrero y noviembre han sido los meses del año en los que más se ha incrementado el volumen de ventas, que contrastan con las caídas registradas en marzo, con un descenso de un 49%, y abril, con una caída de un 19%, debido al miedo y al desconcierto.

De igual manera también se ha observado una rápida recuperación del comercio electrónico tras el primer impacto de la pandemia, debido principalmente a la preocupación ante el contagio en las tiendas físicas y la facilidad de compra, de tal modo que en noviembre y febrero se han duplicado las ventas con respecto a los mismos meses de un año antes.

Finalmente, el estudio también refleja que el comercio electrónico también convece a ese segmento de la población que antes se resistía más a comprar on-line, los mayores de 55 años, que ya representan el 17% de los usuarios del canal on-line en España.