La facturación del comercio electrónico en España durante el tercer trimestre del pasado 2020 ha crecido un 2,5% anual, hasta alcanzar los 12.801 millones de euros, según la CNMC.

Los registros de Competencia indican que los sectores de actividad con mayores ingresos han sido las prendas de vestir, con el 7,5% de la facturación total, las agencias de viajes y operadores turísticos, con el 5,3% y los juegos de azar y apuestas, en tercer lugar, con el 4,4%.

Por número de transacciones, entre julio y septiembre de 2020 se han registrado más de 258 millones de transacciones, un 22,9% más que en el mismo período de 2019.

Así mismo, por lo que respecta a la segmentación geográfica, las webs de comercio electrónico en España se han llevado el 45,5% de los ingresos del canal on-line en el tercer trimestre de 2020, mientras que el 54,6% restante se correspondió con compras con origen en España hechas a webs de comercio electrónico en el exterior, con lo que el saldo neto exterior arroja un déficit de 5.416 millones de euros en el trimestre.

Por número de transacciones, el 37,7% de las compraventas se registraron en webs españolas y el 62,3% en webs del extranjero.

El volumen de negocio de las transacciones con origen en España y dirigidas hacia el exterior ha sido de 6.986 millones de euros, un 15,8% más que en el tercer trimestre del año anterior.

Por su parte, las ventas desde webs españolas hacia el exterior se han situado en una facturación de 1.570 millones de euros, un 41,3% menor que en el tercer trimestre del año anterior.

Finalmente, los ingresos de comercio electrónico dentro de España han aumentado un 12,2% interanual hasta los 4.244 millones de euros.