Las empresas minoristas de alimentación, sanidad, productos de consumo y comercios diversificados tirarán de la demanda de activos logísticos en los próximos dos o tres años, a juicio de Prologis.

En un reciente estudio, la compañía calcula que se pueden llegar a generar 37 millones de metros cuadrados adicionales de demanda inmologística en los Estados Unidos de cara a los próximos dos o tres años, a medida que las empresas se adaptan a mayores volúmenes de comercio electrónico y a unos niveles más altos de stock.

Así pues, podría generarse a medio plazo en un aumento estimado de demanda de entre 14 y 19 millones de metros cuadrados al año durante dos o tres años, a la vista de los cambios que se están produciendo en las estructuras de las cadenas de suministro.

De igual manera, la necesidad de aumentar la capacidad operativa orientada al canal de comercio electrónico implicará un aumento total de la demanda neta de entre 13 y 17 millones de metros cuadrados, que deberían concentrarse en diferentes productos para el abastecimiento de última milla.

Por otro lado, Prologis pronostica que los stocks podrían aumentar entre un 5 y un 10% para potenciar la capacidad de respuesta, generando así de 27 a 53 millones de metros cuadrados de demanda adicional en los Estados Unidos, mientras que en los mercados europeos, cada 100 puntos básicos adicionales vinculados al e-commerce pueden derivar en otros dos millones de metros cuadrados adicionales.