Hartos de sufrir con pérdidas, alteraciones de servicios y afectaciones sobre los conductores, las organizaciones empresariales que forman parte del departamento de Mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carretera han aprobado por unanimidad en su reunión de esta semana en Madrid «impulsar las acciones penales necesarias contra los responsables de los cortes producidos en la frontera de la Junquera».

El órgano consultivo de Fomento adopta esta medida «ante la pasividad absoluta de las Autoridades a la hora de perseguir estos hechos, intolerables en cualquier sociedad civilizada, que tanto daño han ocasionado al sector del transporte profesional y a la economía española en general».

Según los cálculos de los propios transportistas, las pérdidas ascienden a 25 millones de euros por cada día que el paso fronterizo gerundense ha estado bloqueado por las movilizaciones separatistas catalanas, a tenor de las cifras ofrecidas por CETM.

En idéntico sentido, Astic cifra en más de 100 millones de euros las pérdidas directas por facturación y las derivadas por pérdidas de cargas y clientes para el transporte internacional por carretera por las diversas protestas separatistas catalanas que se vienen produciendo desde mediados del pasado mes de octubre.

De igual modo, y en previsión de que los cortes de carretera podrían volverse a producir, el Comité Nacional insta «a los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado y de la Generalidad de Cataluña, para que adopten las medidas necesarias para asegurar el libre tránsito de personas y mercancías».