El Corte Inglés ha cerrado esta misma semana la compra de la cadena de supermercados madrileña Sánchez Romero, en una operación en la que Deloitte y Santander Investment Banking han actuado como asesores de la cadena, mientras que Alantra ha hecho lo propio para Sánchez Romero.

Supermercados Sánchez Romero cuenta con una decena de supermercados en la Comunidad de Madrid que suman más de 9.000 m² de superficie en total.

De igual manera, la compañía posee una plataforma de distribución de 4.000 m² de superficie en el polígono industrial Camporroso de la localidad madrileña de Alcalá de Henares, en la que también se encuentran ubicadas sus oficinas y su sede.

Supermercados Sánchez Romero, empresa española fundada en 1954, cuenta con 419 empleados y cerró el ejercicio 2020 con una cifra de negocio de 61 millones de euros y un ebitda de 6,2 millones. Está previsto que Enric Ezquerra, actual gestor de la compañía desde 2017, siga ligado a Sánchez Romero.

Con esta operación, El Corte Inglés mejora su presencia aún más en la Comunidad de Madrid, al tiempo que profundiza su oferta en otro tipo de establecimientos más urbanos y de mayor proximidad.

Supermercados Sánchez Romero, por su parte, gana tracción en un momento en que estaba afrontando un proceso de expansión territorial con un inmimente salto a otras comunidades autónomas.