Matar dos pájaros de un tiro: darle una vuelta de tuerca a espacios que están desaprovechados y atraer a la gente a sus establecimientos menos concurridos, El Corte Inglés tiene previsto invertir, junto con otros actores, 100 millones de euros en su centro comercial de Arroyosur, en el municipio madrileño de Leganés, para convertirlo en un centro en el que prime la experiencia de compra.

Tras las obras, el nuevo MAD-FD, acrónimo de Madrid Fashion District y denominación que la cadena da al nuevo proyecto, abrirá sus puertas en la primavera de 2020, con una amplia oferta que aúna moda, gastronomía, entretenimiento y arte, que ofrecerá a los usuarios experiencias diferenciadas y servicios personalizados en los 170.000 m² que tiene el establecimiento.

El nuevo centro nace con un decidido enfoque experiencial y su propia oferta de ocio durante todo el año, donde se quiere aprovechar sus altos techos y sus amplios exteriores para disfrutar de numerosas actividades, como desfiles, talleres de moda, exposiciones de arte de primer nivel, así como espectáculos musicales de relevancia internacional, y aprovechar su ubicación en el sur de Madrid y sus comunicaciones.