En el marco de una estrategia de desinversión en activos considerados no estratégicos, El Corte Inglés ha encargado a BNP Paribas la comercialización de una cartera de suelo logístico que suma casi 500.000 m².

Compuesta por una docena de activos, podría alcanzar los 80 millones de euros en el mercado, según explican desde Cinco Días. Se pretende realizar la venta del portfolio en conjunto, aunque no se han descartado totalmente las ventas individuales.

En concreto, se trata de varias parcelas de uso logístico o industrial, además de 70.000 m² de superficie construida, todo ello repartido por Cataluña, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía y Aragón, entre otras ubicaciones, principalmente en zonas secundarias.

El activo más destacado es un suelo de 230.000 m² ubicado en La Bisbal del Penedès, Tarragona, donde el grupo dispone de un centro logístico de 45.000 m² que quedaría fuera de esta cartera.

Cabe recordar que en los últimos años, El Corte Inglés ha tratado de desprenderse de varias carteras de almacenes no estratégicos, a través primero de Morgan Stanley y posteriormente de PwC, sin que haya llegado a ejecutarse ninguna operación.