En el cálculo de lo que cuesta hacer una entrega de comercio electrónico entran en juego una multitud de variables que con la pandemia por el Covid-19 se han complicado aún más.

De esta manera, el coste de higienización de los paquetes ha venido a sumarse a otros como los de aprovisionamiento, manipulación, almacenamiento, preparación de pedidos, empaquetado, expedición, integración entre operador logístico y retailer, transporte, atención al cliente y logística inversa.

Así pues, todas estas unidades de gasto conforman un coste que, según el II Estudio ‘La Logística del E-commerce’, elaborado por el CEL y Everis, oscilaría entre los 4,11 y los 4,45 euros, cifras que constituyen un umbral de rentabilidad mínimo.

Mercado en crecimiento

Con el fin de aquilatar estos costes, los operadores tienden a mejorar su capacidad de adaptación a un mercado en franco crecimiento, toda vez que si antes de la irrupción de la pandemia, las compras del canal on-line con entrega física suponían el 30% del total de este segmento, en los meses más duros de la crisis sanitaria este porcentaje se ha duplicado.

En consecuencia, surgen una serie de tendencias que, como explica el informe, implican un cambio de modelo logístico de cara a los próximos años y que implican adaptarse a una realidad compleja y diversa, que busca métodos de entrega alternativos al envío domiciliario y que potenciará el uso de las nuevas tecnologías para mejorar la operativa.

De igual manera, este cambio de modelo también implica una tendencia creciente a acercar el stock a los clientes para colocarlo dentro de las ciudades, algo que modifica los paradigmas  de entrega urbana con la aparición de modelos híbridos y fomenta un mayor grado de colaboración.

Así mismo, esta evolución supone dar más importancia a la formación como elemento crucial para potenciar el uso de las nuevas tecnologías, además de reforzar la colaboración público-privada y reforzar la apuesta por el uso de medios de transporte más sostenibles desde un punto de vista medioambiental y económico.